busque en
Mi historia

CALA ES MUCHO MÁS QUE UNA MARCA DE TABLAS DE PÁDEL, ES UN ESTILO DE VIDA.

 

 

Sebastián ha estado vinculado a la vida al aire libre desde que era un niño. Creció en Buenos Aires, la capital de Argentina, y pasó sus vacaciones en la Patagonia, en el sur del país.

Solía practicar el wakeboard y la bicicleta de montaña en verano y el esquí en invierno.

Tras su graduación en la escuela de negocios, recorrió el mundo esquiando, entrenando con dos campeones mundiales de Suiza. Se clasificó para los X Game en esquí de fondo y esquí extremo. En los veranos, solía ir a surfear a las costas brasileñas y hawaianas.

En uno de sus muchos viajes a Estados Unidos se instaló en Denver y se introdujo en las artes marciales. Siempre había seguido su corazón, a menudo con el miedo subyacente que te da el cambio. Lo hizo de todos modos. Un año después, tras muchas y arduas jornadas de entrenamiento, ganó el Campeonato Internacional de Tae Kwon-do en Las Vegas.

Una vez más se demostró a sí mismo que todo es posible cuando te concentras y pones tu 100%.

De 2010 a 2014 comenzó a practicar paddleboarding en ríos y lagos de Aspen. Se sintió absolutamente enamorado de la amplia gama que ofrecía este deporte. Desde la tranquilidad al remar en un lago hasta la adrenalina del rafting en aguas bravas y el surf.

A finales de 2014, se trasladó a Riviera Maya con su tabla de pádel. Cuando el problema de las algas golpeó con fuerza en la costa del Caribe, vio la oportunidad de transformar su pasión por el deporte y la aventura en su medio de vida.

Fue entonces cuando nació Cala. Para Sebastián siempre ha sido importante que el consejo permita a la gente seguir viajando, experimentando y soñando.

Por ello, Cala se ha especializado en tablas hinchables, utilizando los materiales de mayor calidad del mercado. Son respetuosos con el medio ambiente y sus componentes sostenibles garantizan la durabilidad bajo un uso prolongado y extremo.

CALA ES MUCHO MÁS QUE UNA MARCA DE TABLAS DE PÁDEL, ES UN ESTILO DE VIDA.

 

Sebastián ha estado vinculado a la vida al aire libre desde que era un niño. Creció en Buenos Aires, la capital de Argentina, y pasó sus vacaciones en la Patagonia, en el sur del país.

Solía practicar el wakeboard y la bicicleta de montaña en verano y el esquí en invierno.

Tras su graduación en la escuela de negocios, recorrió el mundo esquiando, entrenando con dos campeones mundiales de Suiza. Se clasificó para los X Game en esquí de fondo y esquí extremo. En los veranos, solía ir a surfear a las costas brasileñas y hawaianas.

En uno de sus muchos viajes a Estados Unidos se instaló en Denver y se introdujo en las artes marciales. Siempre había seguido su corazón, a menudo con el miedo subyacente que te da el cambio. Lo hizo de todos modos. Un año después, tras muchas y arduas jornadas de entrenamiento, ganó el Campeonato Internacional de Tae Kwon-do en Las Vegas.

Una vez más se demostró a sí mismo que todo es posible cuando te concentras y pones tu 100%.

De 2010 a 2014 comenzó a practicar paddleboarding en ríos y lagos de Aspen. Se sintió absolutamente enamorado de la amplia gama que ofrecía este deporte. Desde la tranquilidad al remar en un lago hasta la adrenalina del rafting en aguas bravas y el surf.

A finales de 2014, se trasladó a Riviera Maya con su tabla de pádel. Cuando el problema de las algas golpeó con fuerza en la costa del Caribe, vio la oportunidad de transformar su pasión por el deporte y la aventura en su medio de vida.

Fue entonces cuando nació Cala. Para Sebastián siempre ha sido importante que el consejo permita a la gente seguir viajando, experimentando y soñando.

Por ello, Cala se ha especializado en tablas hinchables, utilizando los materiales de mayor calidad del mercado. Son respetuosos con el medio ambiente y sus componentes sostenibles garantizan la durabilidad bajo un uso prolongado y extremo.

Tablas CALA - Siente las olas

0
    Cesta de la compra
    Cesta de la compra vacía